La Primera mujer Chilena y Sudamericana titulada en Medicina.

“Por otra parte, siento al reconcentrarme íntimamente que no he perdido instruyéndome y que no he rebajado mi dignidad de mujer, ni  torcido el carácter de mi sexo, ¡No!.  La instrucción, como muchos pretenden, no es la perdición de la mujer: es su salvación.” Eloisa Díaz  (1866 – 1950) 

Corre el año 1877 cuando se promulga la ley “Decreto Amunátegui”, el cual permitía a la mujer continuar estudiando en un liceo y la facultaba para la obtención de grados y títulos profesionales universitarios. El nombre con que es conocido este Decreto se refiere precisamente al del Ministro de Justicia e Instrucción Pública de la época, Miguel Luís Amunátegui, quien luchó fuertemente por la promulgación de dEloisa Diaz icho decreto, él que se baso en tres argumentos fundamentales: el beneficio que significaba la motivación en la mujer de continuar sus estudios; la enraizada creencia de que las mujeres poseían ventajas naturales para ejercer algunos oficios relacionados con la asistencia a otras personas; y la importancia de proporcionar los instrumentos necesarios, para que las mujeres que no contaran con el apoyo de su familia, tuvieran la posibilidad de generar su propio sustento.

El decreto también estipulaba que las mujeres que aspiraban obtener títulos profesionales debían rendir exámenes válidos bajo las mismas condiciones a las que estaban sometidos los hombres.

Eloisa Díaz con tan solo quince años, entra a la facultad de Medicina de la Universidad de Chile en 1881.

 En 1888 fue la única mujer inscrita en el primer congreso médico chileno, donde participaron un total de 246 profesionales de Santiago y provincias. Especializada en ginecología, sColonias, dentista, desayuno.e incorporó a la Escuela Nacional de Preceptores del Sur como médico y profesora de higiene. En 1898 fue nombrada médico escolar de Santiago y luego de todo el país, cargo que desempeñó por más de 30 años. Su trabajo consistía en analizar las condiciones higiénicas de los diferentes establecimientos educacionales públicos. En 1910 creó el Servicio Medico Escolar de Chile, desde donde, como directora, impulsó el desayuno escolar obligatorio, los servicios dentales gratuitos, la vacunación masiva de estudiantes y las colonias de verano. Dejó sus actividades profesionales en 1925. Murió a los 84 anos de edad, en el hospital San Vicente de Paul de Santiago, el 1º de noviembre de 1950.

FUENTES: Museo Nacional de MedicinaEducarChileMemoria Chilena;  Universidad de Chile ;Dibam

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s