Victor Jara: 83 años de su nacimiento.

Victor Jara Martínez fue músico, cantautor, profesor, Director de Teatro, activista político y militante del Partido Comunista de Chile .

No creo que ser cantor revolucionario signifique sólo cantar canciones políticas. Profundamente revolucionario es salvar los valores de nuestros pueblos de la penetración imperialista. El canto mapuche, el canto quechua, el canto aymará, tienen tareas que cumplir en las transformaciones de nuestro continente.

La responsabilidad de ser un intérprete del hombre, de su vida, me hace pensar en lo insondable que es el tema humano. Se juega mucho con la palabra artista. Se ha comercializado. Para mí, artista es el auténtico creador y por lo tanto es, en su esencia, un revolucionario. El arte no es patrimonio de los comprometidos, pero el compromiso te hace ver mucho más hondo cuales son las raíces de nuestro mal.

Al pueblo hay que ascender, no descender. Digo esto porque muy a menudo los intelectuales y los artistas tienen actitudes paternalistas o mesiánicas frente al pueblo, lo que constituye un profundo error ideológico, además de una desorientación para saber entregarle lo que le pertenece.

Yo canto a los que no pueden ir a la universidad, a los que viven penosa y duramente de su trabajo, a los que son abusados, a todos esos que se llaman pueblo, con toda la magnificencia que encierra la palabra”.

VICTOR JARA

VICTOR JARA

En 1955, su acceso al Teatro Municipal le permitió presenciar una función de un grupo de mimos recién formado por Enrique Noisvander, quien dirigía un taller para formar mimos. Víctor se acercó a Enrique con la intención de integrar el grupo. Fue probado y quedó de inmediato. Su sentido del movimiento y su expresividad condicionó su ingreso y muy luego actuó como protagonista en ‘Los Vecinos’ y ‘La feria sentimental’, eran las obras donde mayor lucimiento tenía Víctor. Su estada en el grupo sólo duró un año y medio, después entró a la escuela de teatro de la Universidad de Chile.

“Mucha gente me conoce como cantante, pero no saben que dirijo teatro. La verdad es que en 1958 me inicié  como folklorista en el conjunto Cuncumén, y estando ahí, ingresé a la Escuela de Teatro de la Universidad de Chile. Mi actividad se inició en forma paralela, respondiendo a necesidades que uno quiere realizar”.

Como en todas las escuelas de teatro los estudios eran teóricos y prácticos, las clases se alternaban con estudios de historia del teatro y del método Stanislavsky. Los alumnos hacían  montajes estudiantiles y a veces, papeles de poca importancia en los montajes de la compañía.

Para participar en el Festival de Teatro Estudiantil que se realizaba cada año,Víctor le propuso a Alejandro (amigo y colaborador de toda la vida ) que escribiera una obra breve de cuatro personajes, que pudiera desarrollarse en una habitación. El se hizo cargo de la dirección. La obra se escribió en una semana y se tituló ’Parecido a la felicidad’. El éxito fue rotundo. Causó mucho impacto. La crítica fue excelente. Se organizó una gira por Latinoamérica que también tuvo mucho éxito tanto de crítica como de público.

Después de esta experiencia Víctor decidió estudiar Dirección Teatral.

No sé en realidad cual es el campo que me agrada más si es el teatro o la música. Pero las dos expresiones me llegan, son como dos motores  que se tocan y se necesitan En el teatro hay que exigirse con más profundidad. El folklore en cambio, siendo de gran raigambre humana, me suelta ataduras que salen fuera cuando canto. El teatro es más intelectual; el folklore lo siento más espontáneo. Pero en realidad, las dos cosas están muy juntas y amarradas a mí”.

Simultáneamente con sus estudios de teatro, en 1958 se inicia como folklorista en el conjunto Cuncumén. Víctor llegó a ser componente regular, por lo que  adquirió el traje de chaqueta corta y el poncho de colores propio del huaso. Ese capataz propietario de un caballo, que usaba las típicas botas de tacón alto con las enormes espuelas que cumplían un importante papel en el zapateo de las danzas de la zona central chilena. Sólo más tarde y por insistencia de Víctor, el grupo  empezó a ejecutar las danzas del campesino pobre, en estilo gañán. Abandonaron las botas y empezaron a usar las ojotas de la niñez de Víctor. Aquel calzado producía un estilo de baile diferente, más pesado y relajado, sin la arrogancia y el machismo del huaso.

El Derecho de Vivir en Paz

En el teatro Víctor tuvo una vasta y exitosa experiencia. Fue un director de teatro creativo y comprometido, no sólo con la búsqueda de nuevas formas estéticas, sino también con los grandes conflictos y contradicciones de su época.

Acepté dirigir ‘Viet Rock’, de Megan Terry, esta obra me pareció fascinante por lo aprovechable. Provocaba nuevos desafíos a la imaginación de un director. La autora no sobrepasa un primitivo pacifismo norteamericano. No ve al imperialismo de su país con los ojos con que lo vemos los chilenos y los latinoamericanos.

La obra no es solamente un retrato de esta guerra, de sus horrores, de miles y miles de vietnamitas muertos día a día por defender lo que es de ellos contra las hordas invasoras del Pentágono. Es mucho más. Es el drama de gran parte del pueblo norteamericano: de la madre, del soldado que es enviado a una guerra que a él le parece extraña.

Víctor Jara en 1969 fue invitado a Helsinki, como compositor e intérprete, al Encuentro Internacional con la juventud vietnamita. Su admiración por el pueblo vietnamita y por su Presidente, el poeta Ho Chi Minh, se acrecienta.

En Chile, en 1969, las organizaciones estudiantiles, sindicales, poblacionales, los artistas, los partidos políticos, etc. llamaron a marchar contra la guerra y en solidaridad con el pueblo vietnamita, desde Santiago hasta Valparaíso. Una multitud respondió al llamado: artistas, trabajadores, estudiantes, dirigentes sindicales, intelectuales y políticos de un amplio espectro.

En 1971, Víctor graba ‘’El derecho de vivir en paz”, canción que dedica a Ho Chi Minh. Este disco fue editado por DICAP.

El artista no es un ser que vive en la estratosfera, sino que su responsabilidad como creador y como recreador de la misión del hombre, lo obliga a estar metido en los problemas reales; comprenderlos, vivirlos y denunciarlos.

La muerte es su última canción  los asesinos no pudieron su canto callar. Y desde ese día entra a combatir en el corazón del pueblo.

El 24  de Septiembre de  1973, en el entierro de Pablo Neruda se escuchó gritar  ¡Víctor Jara, presente! ¡Ahora y siempre! Ese fue el primer un grito de dolor, de rabia  e impotencia por su muerte, por el horror  que brotó incontenible entre los  versos del poeta que voceaba el pueblo, el murmullo de La Internacional, y la emoción   de todo un pueblo que de esta manera manifestaba su dolor y sus primeros atisbos de rebelión. Venciendo el miedo,  muchos de los que asistieron al funeral  pasaron frente a la tumba de Víctor rindiéndole un callado homenaje.

Poco tiempo después en las paredes de la ciudad empiezan a aparecer los primeros rayados y en muchas poblaciones murales con el rostro de Víctor y versos de sus canciones.

Víctor estaba censurado, prohibido en las radios y en la televisión y hasta en los hogares, pero a poco andar, casi clandestinamente, en los centros comunitarios, en las parroquias, en los clubes de futbol, en las reuniones sindicales, en los patios de las facultades  universitarias empezaron a oírse sus canciones…En su tumba siempre había flores frescas, trozos de papel con mensajes y poemas escritos.

A pesar del miedo los jóvenes comenzaron a agruparse, a organizarse en centros culturales -los que en su mayoría llevaron el nombre de Víctor- que brotaban por todas partes, en las barriadas pobres, al calor de las ollas comunes, en parroquias poblacionales,  en ciudades y pueblos a lo largo y ancho de todo país. Año a  año se organizaban festivales en homenaje a Víctor, que tenían como lugar cualquier parte,  donde se pudiera, ya fuera canchas de futbol, centros vecinales, sedes universitarias, en locales sindicales, y así poco a poco casi sin darse cuenta, se fueron  tomando las calles.

En estos homenajes, los  artistas más reconocidos y los que no eran tanto participaban sin importarles que  la mayoría de las veces tenían que cantar casi a capella, sin amplificación de ninguna especie, tal vez con suerte un micrófono. Pero todos cantando a coro las canciones de Víctor se sentían unidos y con ganas de luchar.

Con este espíritu estallaron las  protestas, manifestaciones callejeras masivas  que  fueron decisivas  en la lucha final.

Martes 18 de septiembre de 1973
Primer Entierro  de Victor Jara

“…la caminata desde la morgue hasta el lugar del cementerio donde Víctor sería enterrado debió de llevarnos entre veinte y treinta minutos. El carrito chirriaba sobre el pavimento irregular Caminamos y caminamos…mi nuevo amigo Héctor a un lado, mi viejo amigo Héctor al otro. Sólo cuando el ataúd de Víctor desapareció en el nicho que nos habían asignado, estuve a punto de desplomarme”.

Joan Jara, del libro Un canto inconcluso.

En un día como hoy, 28 de Septiembre de 1932, nace Victor Jara Martinez, el séptimo hijo de Manuel Jara y Amanda Martinez. Familia de escasos recursos y trabajadores del campo.

Victor era un niño no comprendido por sus pares, siempre queriendo más de lo que tenía. Su madre quién solo sabía leer, les insta a todos sus hijos que estudien, sin embargo su padre de campo no está de acuerdo con esta situación ya que no conoce mas que el trabajar la tierra.

 “Mi mamá era cantora como decimos los chilenos y cada vez que tenía que ir a alegrar una fiesta o un velorio allá partía con el más chico de los seis que era yo. Los rasguidos de la guitarra penetraban en mí; recuerdo que me quedaba detenido frente a ella escuchando la guitarra”. 

FUENTE: Fundación Victor Jara,

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s